viernes, 11 de julio de 2014

Reseña de "La Élite" de Kiera Cass







La Élite (The Elite) | Kiera Cass | Roca Editorial | 2013 | La selección II | 9788499186139 | 222 páginas | 14,50€

De las treinta y cinco chicas que llegaron a Palacio para competir en la Selección, todas menos seis han sido devueltas a sus hogares. Y solo una conseguirá casarse con el príncipe Maxon y ser coronada princesa de Illéa.

America todavía no está segura de hacia dónde se inclina su corazón. Cuando está con Maxon, se ve envuelta en un romance nuevo que la deja sin aliento y ni siquiera puede imaginar estar con nadie más. Pero cuando ve a Aspen en los alrededores de Palacio, los recuerdos de la vida que planeaban tener juntos se agolpan en la memoria. El tiempo se acaba y America tiene que tomar una decisión.

Mientras la lucha por averiguar dónde está su futuro, los rebeldes violentos que quieren derrocar a la monarquía se hacen cada vez más fuertes y sus planes podrían acabar con cualquier aspiración que America pudiera tener de un final feliz...
Esta historia comienza por donde dejamos La Selección, en un momento de mucha tensión. La verdad es que ya dije que la anterior novela me gustó mucho, su trama, la historia era muy bonita y engancha, por eso no tardé en ponerme a leer la segunda parte. Pero una vez comencé a leer La Élite me estaba gustado, aunque un poco menos, y tiene una explicación: La protagonista se comporta durante el libro de forma muy insegura y cambia de opinión en cada capítulo, y a mi eso me molestaba un poco. Es algo que no me gusta en la vida real y que la protagonista se pasara todo el libro así me puso algo nerviosa.

Sin embargo, a pesar de eso, para mi Kiera Cass mejora en esta novela su escritura y por fin me da más datos sobre el pasado de Illéa, que me faltó en la anterior novela. También entenderemos distintos aspectos que en La selección no pudimos entender, como por qué Marlee a veces se comportaba distante con America a pesar de ser su mejor amiga, y también sabremos más sobre el pasado de Maxon y de como ha sido y es su vida, no tan sencilla como casi todo el mundo cree. Sin duda fue de lo que más me sorprendió, jamás pensé que podría pasar eso, pero sin duda la autora me conquistó con ese final tan precioso, en el que Maxon nos abre su corazón totalmente.

Me encanta la historia de amor entre America y Maxon, pero odio que Aspen no deje de permanecer ahí y liar a America cada dos por tres, al igual que consigue poner la situación más difícil. Ya bastante tiene America como para que Aspen la haga dudar tanto. Siento que aunque Aspen dice querer a America, no la trata como realmente se merece. A veces me daba ganas de gritar a America y decirla que abriera los ojos, que Maxon y ella están hechos el uno para el otro, que los dos os queréis, ¿qué ganas tenéis de complicaros la vida?

Como ya dije al principio, hubo un tema que me sacó de quicio, pero sin duda quedó equilibrado con el resto de cosas que mejora o cambia la autora. Por ejemplo, que la historia, aunque básicamente lo importante es La Selección, hemos podido encontrar más acentuada la trama de los rebeldes, que a mi me sorprendió bastante durante este libro. Y aunque en este libro nos hace que vayamos pensando y haciéndonos a la idea de qué va a pasar, estoy segura de que en la tercera novela me volverá a sorprender, ya que el final te deja con una ansiedad y necesidad de seguir leyendo. Cosa que hice en cuanto terminé La Élite.

Los personajes no evolucionan mucho, la verdad es que es complicado que lo hagan cuando no transcurre nada de tiempo entre ambas novelas, por lo que me siguen gustando los mismos personajes que en la anterior parte. Aunque sin duda, esta vez les he cogido un cariño todavía más especial a las tres doncellas de America, que no dudaban en cuidarla y de hacer de todo por ella. Y May sigue siendo un personaje tan divertido que me hubiera gustado que saliera más durante La Élite. Sí, a veces se me olvida que la historia no puede ir sobre May. De Maxon me he enamorado todavía más, Aspen es un personaje que me sigue sin gustar y, aunque en la primera reseña no le nombré, el Rey en esta parte se dará a conocer más y dejaré que sepáis por vosotros mismos como es, puedo que os sorprenda mucho (para bien o para mal).

Me gustaría poder contaros más sobre esta bonita novela, pero es complicado, ya que intento evitar hacer spoilers de la anterior y de no contar obviamente nada importante sobre esta, así que solo comentaros que me ha gustado, me ha sorprendido a pesar de haberme sacado de quicio un par de veces y sin duda, recomiendo que si os gustó La Selección sigáis con este y que si La Selección no os gustó, intentaría darle una oportunidad a La Élite, puede que os sorprenda.

En definitiva, un libro que queda a la altura del primero, lleno de emociones y que recomiendo mucho.



2 comentarios:

  1. ¡Hola! No sé por qué siempre me he resistido a leer este trilogía, pero creo que va siendo hora de ver con mis propios ojos qué tal está ^.^ ¡Muy buena reseña!

    Un beso, Candy ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas espero que me cuentes que te parece :)
      Un abrazo.

      Eliminar